mamas

Cirugía de mamas

Existen 3 tipos de cirugías:

Aumento mamario

El aumento mamario, es un procedimiento quirúrgico para mejorar el tamaño y la forma del pecho de la mujer en las siguientes situaciones: para mejorar la silueta de la mujer que piensa que sus pechos son demasiado pequeños, para corregir la reducción del pecho que se produce tras algunos embarazos, para corregir una diferencia de tamaño entre ambas mamas como un procedimiento reconstructivo.

Es posible aumentar el tamaño del pecho una o varias tallas mediante la introducción de una prótesis debajo de la mama.

¿Quién es el candidato ideal para someterse a un aumento mamario?

Los candidatos ideales para someterse a una cirugía de mamas son aquellas personas sanas, emocionalmente estables que comprenden los resultados que se pueden obtener tras la cirugía. Muchas mujeres desean un aumento tras un embarazo o una lactancia que ha dejado vacío y caído el pecho. Aunque no existe riego de que el aumento altere futuros embarazos, sí deben saber que las mamas pueden volver a caer un poco tras un nuevo embarazo.

Las incisiones pueden colocarse en el borde inferior de la areola, en el surco mamario y también en la axila.

Durante la primera consulta, el cirujano plástico evaluará el tamaño y la forma de las mamas, la firmeza de la piel y su estado general de salud. Se realizará además una exploración de mamas y en algunos casos se solicitará un estudio mamográfico, ecografico o de RMN según cada caso. Se le explicarán las distintas técnicas quirúrgicas, se discutirá el tamaño y la forma que tendrán su mamas y las opciones o la combinación de procedimientos que sean mejor para usted. Debe exponer sus expectativas de manera sincera y franca, para que el cirujano plástico sea también franco y le muestre las alternativas disponibles para su problema, con los riesgos y limitaciones de cada una de ellas. También se le explicará cuál es el tipo de anestesia que se empleará, la necesidad o no de ingresar en la clínica donde se realice la cirugía y los costos de la intervención.

No olvide contar si es fumadora o toma alguna medicación o vitamina, el número de embarazos previos y si piensa volver a quedarse embarazada. No dude en preguntar cualquier cuestión que se plantee, especialmente aquellas relacionadas con sus expectativas sobre los resultados.

Se le darán instrucciones acerca de cómo prepararse para la cirugía, incluyendo normas sobre toma de alimentos y líquidos, tabaco o toma o supresión de medicamentos, vitaminas y suplementos de hierro. En el aumento mamaria no es preciso transfundir sangre durante la cirugía.

La cirugía de mamas se realiza en un quirófano, dentro de una clínica u hospital, dándose el alta el mismo dia o al día siguiente. La cirugía de aumento mamario se realiza bajo anestesia general o neuroleptoanalgesia, permaneciendo el paciente dormido durante la operación, según cada caso.

El aumento mamario se realiza a través de una pequeña incisión que se coloca, dependiendo de la anatomía del paciente y de las preferencias de su cirujano plástico, alrededor de la areola, en el surco bajo el pecho o en la axila. La incisión se diseña para que la cicatriz resultante sea casi invisible. A través de esta incisión se levanta el tejido mamario, se crea un bolsillo y se coloca la prótesis, directamente debajo del tejido mamario o debajo del músculo pectoral. Si es necesario se pueden colocar unos tubos de drenaje que se retirarán en unos días y un apósito o un vendaje sobre las mamas. El procedimiento dura entre 1 y 2 horas.

Tras la cirugía de mamas es normal encontrarse algo cansada unos días, pero podrá hacer vida casi normal a las 24-48 horas. La mayoría de las molestias se controlan bien con la medicación prescrita por su cirujano plástico, aunque las mamas pueden doler un par de semanas. El vendaje o los apósitos serán retirados en unos días, siendo sustituidos por un sujetador especial, que deberá llevar de la manera que le indique su cirujano. Es normal tener una sensación de ardor en los pezones durante las dos primeras semanas. Los puntos se retiran entre los 7 y 14 días; el edema no cede completamente hasta las 3 ó 6 semanas.

Tras un aumento mamario podrá volver al trabajo en pocos días , dependiendo de la actividad que realice. Siga las instrucciones de su cirujano acerca de qué ejercicios puede realizar; se evitará levantar objetos por encima de la cabeza durante 2 a 3 semanas. Sus mamas estarán más sensibles de lo normal durante 2 a 3 semanas, por lo que puede ser conveniente evitar un contacto físico excesivo hasta las 3 ó 4 semanas. Al principio las cicatrices estarán rosadas, aspecto que mejorará continuamente desde las 6 semanas. La operación no limitará su capacidad para dar de mamar si se queda embarazada.

¿Existen riesgos? ¿Hay garantías?

La cirugía de aumento mamario es una técnica segura, siempre y cuando sea realizada por un cirujano plástico cualificado. Sin embargo, como en cualquier operación siempre pueden existir complicaciones y riesgos asociados. En el aumento mamario, la complicación más frecuente es la contractura capsular, que ocurre cuando la cicatriz interna que se forma alrededor del implante se contrae en exceso, haciendo que la mama se vuelva más dura. Puede ser tratada de diversas maneras, requiriendo en ocasiones extirpar dicha cicatriz interna, e incluso, recambiar la prótesis.

Aumento mamario: aspecto postoperatorio, mostrando los diferentes lugares donde pueden situarse las incisiones. Otra complicación , propia de cualquier cirugía es el hematoma que sólo en casos concretos precisa de una nueva intervención para eliminar la sangre acumulada. Un pequeño porcentaje de mujeres puede tener una infección alrededor de la prótesis, normalmente en las primeras semanas después de la cirugía. Algunas mujeres notan los pezones más o menos sensibles, e incluso, sin sensibilidad. Estos cambios suelen ser temporales, aunque en unos pocos casos serán permanentes. No existe evidencia de que las prótesis de mama afecten la fertilidad, el embarazo o la lactancia.

No existe evidencia científica probada de que las prótesis provoquen cáncer de mama o enfermedades del tejido conectivo. La colocación de una prótesis no impide la realización de mamografías.

Los resultados

Los resultados tras un aumento mamario suelen ser muy gratos para la paciente. Las revisiones periódicas por su cirujano plástico y las mamografías periódicas (si le corresponden por su edad) asegurarán que si hubiese alguna complicación sea detectada a tiempo y solucionada. La decisión de someterse a un aumento mamario es algo muy personal que no todo el mundo tiene porqué entender; si usted está satisfecha, la intervención habrá sido un éxito.

Reducción mamaria

La reducción de mamas o mastoplastia de reducción es un procedimiento quirúrgico para disminuir el tamaño de las mamas, mediante la extirpación de grasa, tejido mamario y piel, haciéndolas más pequeñas, ligeras y firmes. Además puede reducir el tamaño de la areola. Las mujeres con mamas grandes pueden presentar algunos problemas debidos a este exceso de peso, como el dolor de espalda y de cuello, irritaciones de la piel debajo de la mama y problemas respiratorios. La finalidad de la mamoplastia de reducción es proporcionar a la mujer unos pechos más pequeños y con una forma más proporcional al resto de su cuerpo.

¿Quién es el candidato ideal para someterse a una reducción de mamas?

La reducción de mamas se realiza generalmente para aliviar un problema físico, mas que por motivos puramente estéticos. Muchas mujeres que se someten a esta intervención están preocupadas por el excesivo volumen de su pecho que interfiere con muchas actividades y causa molestias físicas.

En la mayoría de los casos se espera hasta que el pecho se haya desarrollado completamente, aunque puede realizarse antes si los problemas físicos son muy importantes. Este procedimiento no está recomendado en mujeres que pretendan dar el pecho tras el embarazo.

Planificando la cirugía

Durante la primera consulta, el cirujano plástico evaluará el tamaño y la forma de las mamas, la firmeza de la piel y su estado general de salud. Se realizará además una exploración de mamas y en algunos casos se solicitará un estudio mamográfico. Se le explicarán las distintas técnicas quirúrgicas, se discutirá el tamaño y la forma que tendrán su mamas y las opciones o la combinación de procedimientos que sean mejor para usted. Debe exponer sus expectativas de manera sincera y franca, para que el cirujano plástico sea también franco y le muestre las alternativas disponibles para su problema, con los riesgos y limitaciones de cada una de ellas. También se le explicará cuál es el tipo de anestesia que se empleará, la necesidad o no de ingresar en la clínica donde se realice la cirugía y los costes de la intervención.

No olvide contar si es fumadora o toma alguna medicación o vitamina, el número de embarazos previos y si piensa volver a quedarse embarazada o dar de mamar.

La cirugía y la anestesia

La cirugía de reducción mamaria se realiza en un quirófano, dentro de una clínica u hospital. Suele ser preciso el ingreso, dándose el alta al día siguiente.

La cirugía se realiza bajo anestesia general, permaneciendo el paciente dormido durante la operación.

Una reducción mamaria dura entre 2 y 4 horas, aunque en determinados casos puede alargarse. Existen diversas técnicas, pero generalmente las incisiones tienen forma de ancla colocándose alrededor de la areola, en una línea vertical hacia abajo desde la areola y en una línea horizontal en el surco que hay debajo del la mama.

A través de estas incisiones se extirpa el exceso de piel, grasa y tejido mamario y se recoloca la areola y el pezón en su nueva posición; en algunos casos se puede asociar liposucción. En la mayoría de los casos la areola se mantiene unida a sus vasos sanguíneos y a su nervios, manteniendo la sensación normal o casi normal; sin embargo, en casos de grandes reducciones puede ser necesario separar completamente la areola y situarla en su nueva posición, perdiendo la sensación. Tras la cirugía se colocan unos tubos de drenaje y un vendaje alrededor de las mamas.

Después de la cirugía

Tras la cirugía de mamas es normal encontrarse algo cansada unos días, pero podrá hacer vida casi normal a las 24-48 horas. El vendaje o los apósitos serán retirados en unos días, siendo sustituidos por un sujetador especial, que deberá llevar de la manera que le indique su cirujano. Es normal tener una sensación de ardor en los pezones durante las dos primeras semanas.

Tras la reducción puede ser normal tener una disminución de sensación en los pezones; esta situación es generalmente temporal, excepto en algunas reducciones que puede ser definitiva. Los puntos se retiran entre los 7 y 14 días; el edema no cede completamente hasta las 3 ó 6 semanas.

Tras una reducción mamaria podrá volver al trabajo en 2 ó 3 semanas, aunque en pocos días podrá hacer vida casi normal. Debe limitar las actividades físicas fuertes durante unas semanas, hasta que se recupere de la operación. Durante 1 ó 2 semanas es conveniente evitar las relaciones sexuales para que no se inflamen las incisiones; durante 3 ó 4 semanas evite el contacto físico intenso de las mamas. Es normal que aparezcan pequeñas costras o un poco de líquido a través de las incisiones.

¿Existen riesgos? ¿Hay garantías?

La cirugía de reducción de las mamas es una técnica segura, siempre y cuando sea realizada por un cirujano plástico cualificado. Sin embargo, como en cualquier operación siempre pueden existir complicaciones y riesgos asociados.

La reducción mamaria dejan cicatrices permanentes y visibles, aunque disimulables bajo el sujetador o el bikini. Los problemas de cicatrización son más frecuentes en fumadores. Algunos pacientes pueden experimentar una disminución parcial, y en ocasiones, total de la sensibilidad del pezón. Tras una reducción puede verse afectada la capacidad de dar de mamar.

Los resultados

Es importante recordar que tras una reducción las cicatrices son importantes y permanentes, aunque su cirujano plástico hará lo posible por que se noten lo menos posible. Con el tiempo, las cicatrices irán notándose menos.

Tras una reducción mamaria pasarán unos meses hasta que sus mamas adquieran el aspecto definitivo; aún así, las mamas cambiarán ante los estímulos hormonales normales, el embarazo o los cambios de peso. Puede necesitar algo de tiempo hasta acostumbrarse a su nueva imagen corporal. Si sus expectativas son realistas usted estará muy satisfecha con el resultado de la reducción de mamas.

Elevación de mamas o mastopexia

La mastopexia es un procedimiento quirúrgico para elevar y mejorar la forma de las mamas caídas. Con los años, y tras circunstancias como el embarazo, dar de mamar y la fuerza de la gravedad hacen que la mama tienda a caer; además, a medida que la piel pierde su elasticidad la mama pierde su forma y cae, fenómeno conocido como ptosis mamaria. Cuando la mama, además de caer ha perdido o posee poco volumen, se puede también colocar una prótesis. La mastopexia puede reducir también el tamaño de la areola cuando sea muy grande.

¿Quién es el candidato ideal para someterse a una mastopexia?

Los candidatos ideales para someterse a una cirugía de mamas son aquellas personas sanas, emocionalmente estables que comprenden los resultados que se pueden obtener tras la cirugía. Muchas mujeres desean una mastopexia tras un embarazo o una lactancia que ha dejado vacío y caído el pecho. Aunque no existe riesgo de que la mastopexia alteren futuros embarazos, sí debe saber que las mamas pueden volver a caerse un poco tras un nuevo embarazo.

Planificando la cirugía


Durante la primera consulta, el cirujano plástico evaluará el tamaño y la forma de las mamas, la firmeza de la piel y su estado general de salud Se realizará además una exploración de mamas y en algunos casos se solicitará un estudio mamográfico. Se le explicarán las distintas técnicas quirúrgicas, se discutirá el tamaño y la forma que tendrán su mamas y las opciones o la combinación de procedimientos que sean mejor para usted. También se le explicará cuál es el tipo de anestesia que se empleará, la necesidad o no de ingresar en la clínica donde se realice la cirugía y los costes de la intervención.

No olvide contar si es fumadora o toma alguna medicación o vitamina, el número de embarazos previos y si piensa volver a quedarse embarazada o dar de mamar.

La cirugía y la anestesia

La mastopexia se realiza en un quirófano, dentro de una clínica u hospital. Suele ser preciso el ingreso, dándose el alta al día siguiente.

La cirugía estética de la mama se realiza bajo anestesia general, permaneciendo el paciente dormido durante la operación. Algunos casos determinados de mastopexia se pueden realizar bajo anestesia local más sedación.

La mastopexia dura entre 1,5 y 3 horas. Las incisiones comprenden una área de la mama consistente en la parte de piel que se va a quitar y que colocará el pezón y la areola en su nueva posición más elevada. Las suturas se colocan alrededor de la areola, en una línea vertical hacia abajo desde la areola y a lo largo del surco de debajo de la mama. En determinados casos, cuando la mama es pequeña y está poco caída la incisión se coloca sólo alrededor de la areola. Puede ser necesario colocar una prótesis debajo del tejido mamario o del músculo pectoral en mamas con poco volumen. Después de la cirugía se coloca un vendaje o un sujetador especial.

Después de la cirugía

Tras la cirugía de mamas es normal encontrarse algo cansada unos días, pero podrá hacer vida casi normal a las 24-48 horas. La mayoría de las molestias se controlan bien con la medicación prescrita, aunque las mamas pueden doler un par de semanas. El vendaje o los apósitos serán retirados en unos días, siendo sustituidos por un sujetador especial, que deberá llevar de la manera que le indique su cirujano. Es normal tener una sensación de ardor en los pezones durante las dos primeras semanas.

Tras la mastopexia puede ser normal tener una disminución de sensación en los pezones; esta situación es generalmente temporal, excepto en algunas reducciones que puede ser definitiva. Los puntos se retiran entre los 7 y 14 días; el edema no cede completamente hasta las 3 ó 6 semanas.

Tras la mastopexia podrá volver al trabajo en pocos días , dependiendo de la actividad que realice. Siga las instrucciones de su cirujano acerca de qué ejercicios puede realizar; se evitará levantar objetos por encima de la cabeza durante 2 a 3 semanas. Sus mamas estarán más sensibles de lo normal durante 2 a 3 semanas, por lo que puede ser conveniente evitar un contacto físico excesivo hasta las 3 ó 4 semanas. Al principio las cicatrices estarán rosadas, aspecto que mejorará continuamente desde las 6 semanas.

¿Existen riesgos? ¿Hay garantías?

La mastopexia es una técnica segura; deja cicatrices permanentes y visibles, aunque disimulables bajo el sujetador o el bikini. Los problemas de cicatrización son más frecuentes en fumadores. Algunos pacientes pueden experimentar una disminución parcial, y en ocasiones, total de la sensibilidad del pezón.

Los resultados

Es importante recordar que tras una mastopexia las cicatrices son importantes y permanentes, aunque su cirujano plástico hará lo posible por que se noten lo menos posible. Con el tiempo, las cicatrices irán notándose menos. Los efectos de la mastopexia, aunque duraderos, no son permanentes, dependiendo de factores como nuevos embarazos, variaciones de peso y edad. Si se ha colocado una prótesis el efecto será más duradero.

Si sus expectativas son realistas usted estará muy satisfecha con el resultado de la mastopexia.

Lipoescultura o Liposucción

La liposucción no es un tratamiento de la obesidad, sino que está destinada a corregir aquellas regiones corporales en las cuales persisten acúmulos grasos habitualmente rebeldes a los regímenes dietéticos. Mediante esta técnica se puede aspirar grasa de distintas partes del cuerpo: caderas, muslos, rodillas, tobillos, brazos, abdomen, cara, etc. En algunas ocasiones es complementaria a otras intervenciones (estiramiento facial, abdominoplastia, etc.).

La liposucción habitualmente se realiza con anestesia local y sedación, pero en casos muy extensos se llevará a cabo con anestesia general. La técnica, que siempre se realiza en un quirófano, consiste esencialmente en la aspiración de la grasa mediante la introducción de una cánula que está conectada a una máquina de vacío o a una jeringa especial, según el caso, y realizando numerosos túneles en el área previamente marcada. Una vez realizada la operación, se utilizará un vendaje compresivo o una prenda elástica según el área tratada. No se deben evaluar los resultados de una liposucción antes de que hayan transcurrido un mínimo de tres meses.

Seguir leyendo

¿Quién es candidato a realizarse una liposucción?

Los candidatos ideales para someterse a una liposucción son aquellas personas que poseen un peso relativamente normal pero que tienen acúmulos de grasa en áreas localizadas. Si usted posee un estado general de salud bueno, tiene una estabilidad psicológica, y es realista en sus expectativas, será un buen candidato. Lo más importante para obtener un contorno final óptimo es poseer un piel firme y elástica. Es importante saber también que la liposucción no mejora la celulitis. La liposucción mejorará su apariencia y la confianza en uno mismo, pero no conseguirá que nos parezcamos a otra persona o que nos traten de manera diferente.

Planificando la liposucción

Durante la primera consulta, el cirujano plástico evaluará su estado general, los depósitos de grasa existentes y el tono y firmeza de la piel. Se le explicarán las métodos alternativos para mejorar el contorno corporal, como la abdominoplastia, y se discutirán las opciones o la combinación de procedimientos que sean mejor para usted. También se le explicará cuál es el tipo de anestesia que se empleará, la necesidad o no de ingresar en la clínica donde se realice la cirugía.

¿Dónde se realiza una liposucción?

La liposucción se realiza en quirófano, dentro de una clínica u hospital. La liposucción no debe realizarse en consultas o habitaciones puesto que no disponen de las condiciones de asepsia y equipamiento adecuado. Muchas veces se realiza en régimen ambulante, sin que sea necesario el ingreso. En liposucciones muy extensas puede ser necesario un ingreso de 2 ó 3 días.

Técnica quirúrgica

Una liposucción suele durar entre 1 y 2 horas, pero el tiempo es variable (desde 30 minutos a varias horas) dependiendo del área y la cantidad. Inicialmente, se realiza una pequeña incisión, suficiente como para poder introducir un tubo hueco denominado cánula de liposucción. El otro extremo de esta cánula se une a una máquina que produce vacío o a una jeringa especial. El cirujano mueve la cánula entre los depósitos grasos situados bajo la piel, rompiendo la grasa y succionándola. Durante la liposucción, junto a la grasa se pierde líquido, siendo crucial reponerlo para evitar que se produzca un "shock". Se le administrarán fluidos por vía intravenosa e incluso, si es necesario, una transfusión de sangre (normalmente autotransfusión).

Después de la liposucción

Tras la cirugía se colocará una faja, medias o vendaje elástico sobre la zona tratada para controlar el hinchazón y el sangrado y para ayudar a la piel a adaptarse al nuevo contorno. Suele ser necesario llevarlo durante 2 ó 3 semanas, y luego sólo durante el día durante unas semanas más, dependiendo de las instrucciones de su cirujano plástico. También pueden administrarse antibióticos para prevenir la infección. No espere tener un aspecto óptimo justo después de la cirugía; además se encontrará más pesada debido a el exceso de fluidos que se administran. Las áreas liposuccionadas estarán hinchadas y con hematomas y se puede tener una sensación de quemazón. Puede perder sensibilidad en la zona tratada; no se preocupe, retornará.

La curación es un proceso gradual. Su cirujano plástico le indicará que comience a caminar tan pronto como le sea posible (para prevenir la formación de trombos venosos en las piernas), pero no realice actividades intensas durante 2 a 4 semanas. Los puntos serán retirados entre los 5 y 10 días, y podrá volver a trabajar en 2 ó 3 días, o como mucho, tras 2 semanas desde la intervención, dependiendo de la extensión de la liposucción y de las recomendaciones de su cirujano. El hinchazón y los hematomas desaparecerán en el primer o segundo mes tras la liposucción; sin embargo, una mínima inflamación puede mantenerse durante 6 o más meses. 

¿Existen riesgos? ¿Hay garantías?

La liposucción es una técnica segura, siempre y cuando se seleccione bien al paciente, el quirófano esté bien equipado y sea realizada por un cirujano plástico cualificado. Sin embargo, en algunos casos se pueden producir complicaciones, sobre todo cuando se extraen cantidades altas de grasa en una sola vez. Otra complicación infrecuente, aunque posible, es la acumulación de líquido (que debe ser drenado) y la lesión de la piel. Aunque las complicaciones serias son muy raras, la infección y la pérdida excesiva de líquidos pueden provocar una situación grave. Se pueden reducir los riesgos escogiendo a un cirujano plástico cualificado, que realice esta técnica en una clínica autorizada y siguiendo detenidamente sus instrucciones. Las cicatrices de la liposucción son mínimas y situadas estratégicamente para que queden escondidas, incluso cuando llevamos bikini.

Los resultados

La liposucción es una técnica muy efectiva para proporcionar un nuevo contorno corporal con cicatrices mínimas. Los resultados pueden ser permanentes, siempre y cuando mantenga una dieta adecuada y practique ejercicio periódicamente. Si usted gana peso lo hará de manera más homogénea y no sólo en los depósitos localizados de grasa. La mayoría de los pacientes están muy satisfechos con los resultados de su liposucción; pueden utilizar ropa más variada y están más satisfechos con su cuerpo.

cuerpo marcado
balon

Balón Gástrico

El Balón Gástrico dentro del estómago produce una sensación de saciedad permanente y una llenado fácil con pequeñas cantidades de alimentos.

Esto se debe a que el Balón Gástrico ocupa el 60% de la capacidad gástrica disminuyendo la ingesta alimenticia del día muy significativamente.

Lo anterior hace muy fácil para el paciente el cumplimiento de una dieta y un programa de modificación de hábitos alimenticios y de estilo de vida.

El Balón Gástrico lo pueden usar las personas que no hayan logrado perder peso de manera significativa con otros tratamientos y que estén con sobrepeso entre 6 y 30 Kg.

También se recomienda a personas con sobrepesos mayores de 30 Kg. que no quieran someterse a los riesgos de una cirugía.

Los pacientes que se han sometido a este método en su gran mayoría no sólo han perdido peso significativamente, sino que han recuperado un estilo de vida saludable.

Lifting de muslos o piernas

El lifting de muslos, es un procedimiento quirúrgico dirigido a mejorar la forma y tersura de las piernas por las siguientes razones:

    ●  Mejorar el contorno corporal de una mujer que, por razones personales, piense que la piel de sus muslos esta descolgada.

    ●  Corregir una reducción en el volumen de las piernas y muslos tras una reducción importante de peso.

    ●  Permitir el uso de determinadas prendas como trajes de baño, en mujeres con muslos en muy mal estado.

Seguir leyedo

Traccionando de la piel tanto en sentido superior como medial podemos dar mas tension a al piel distendida del muslo y elevar el tejido descolgado.

El lifting de muslos puede mejorar su apariencia y su autoestima.

El lifting de muslos se realiza generalmente para elevar el tejido descolgado de muslos y nalgas, para mejorar el contorno corporal.

El Lifting de muslos es un procedimiento seguro, pero como en cualquier operación, hay riesgos asociados con la cirugía y complicaciones especificas asociadas con el procedimiento.

Como con cualquier procedimiento quirúrgico, el sangrado tras la operación puede causar edema y disconfort. Tales molestias se atenúan por la colocación de drenajes que se mantienen 2 o 3 días para evacuar la sangre de la herida. No obstante hay un pequeño riesgo de hematoma que si se presenta puede requerir la evacuación de la sangre acumulada.

Un pequeño porcentaje de pacientes pueden presentar una infección. Esto puede ocurrir en cualquier momento, pero es mas frecuente en la primera semana tras la cirugía.

Así mismo hay riesgo de dehisencia de heridas si se somete a tracción excesiva a las mismas, por lo que deberá ser extremadamente cuidadoso con los movimientos del cuerpo durante las primeras dos semanas

Algunas mujeres refieren áreas de piel con sensibilidad disminuida cerca de las incisiones. Estos síntomas generalmente desaparecen con el tiempo, pero pueden ser permanentes en algunos pacientes.

En algunas ocasiones las cicatrices de la incisión no son tan buenas como nos gustaría. Esto depende de factores personales y de localización de las cicatrices.

Donde se realiza la cirugía

La intervención se realiza en una clínica u hospital. Generalmente con ingreso en el hospital durante un día para que su recuperación sea mas cómoda.

Tipos de anestesia

El lifting de muslos lo realizamos bajo anestesia general, de forma que no sienta molestias durante la intervención. No olvide que para nosotros es fundamental que su resultado sea óptimo, por lo que elegimos la técnica anestésica que nos permite trabajar mejor y con más seguridad.

La cirugía

El método de realizar la tracción de la piel de la pierna depende de su anatomía, de sus problemas y de nuestras recomendaciones. La incisión puede ser hecha bien solo en la cara interna del muslo cerca de la ingle o puede ser necesario llevarla al pliegue glúteo. En ocasiones en lifting de muslos y glúteo puede ser necesario hacerla circular. No olvide sin embargo que las incisiones serán proporcionales a la cantidad de piel sobrante, y que para eliminar ésta no hay otra forma posible que realizar cicatrices. La elección se hace con el objetivo de que la incisión este colocada de forma que la cicatrices sean lo menos visibles posible.

Las incisiones se hacen para asegurarnos de que las cicatrices sean lo menos visibles posible, en el pliegue inguinal o en el pliegue glúteo

A través de incisión realizamos una liposucción para facilitar la tracción de la piel y eliminamos la piel sobrante. Luego las incisiones se suturan con cuidado.

La cirugía generalmente lleva de dos a tres horas. Se cierra la herida con una sutura enterrada y posteriormente se vendan las piernas durante dos o tres días para permitir que su cicatrización sea correcta.

Después de la cirugía, las piernas muslos y glúteos tienen mejor aspecto y las cicatrices se atenúan con el tiempo.

Después de la cirugía

Se sentirá cansada y molesta algunos días tras la intervención, deberá estar en reposo en la cama uno o dos días, sin someter a tensión las suturas. Podrá hacer una vida normalizada sin excesivas tensiones al cabo de una semana. La mayor parte de sus molestias serán tratadas con medicación.

En dos o tres días le retiraremos vendajes y drenajes y le indicaremos el tipo de medias que debe emplear. Las sensaciones extrañas en la piel y la hinchazón más importante disminuirán en más o menos tres semanas.

Las suturas serán retiradas aproximadamente en dos semanas. Pero la pierna tardara algunas semanas más en recuperar su aspecto completamente normal.

Volviendo a la normalidad

Debe ser capaz de volver a su trabajo en unos quince días dependiendo del nivel de actividad que requiera el mismo.

Las cicatrices estarán endurecidas y rosas al menos durante seis semanas. Aunque este endurecimiento puede durar algunos meses. Después progresivamente se Irán atenuando hasta hacerse muy poco evidentes.

LIFTING-DE-MUSLO-2
gluteos

Cirugía de Glúteos

  • Prótesis anatómica.
  • Hilos tensores.
  • Lipofilling de glúteos.

El aumento de glúteos es una de las cirugías corporales más demandada por mujeres de entre 20 y 35 años y su interés aumenta en la población femenina de mayor edad y en los hombres.

Anestesia general o raquídea, unas pocas horas de quirófano y de vuelta a casa con nuevos glúteos. Después de un mes, destinado a la recuperación completa de los tejidos intervenidos, la mujer puede retornar a su vida normal.

El aumento de glúteos con implantes submusculares de gel de silicona se utiliza en personas delgadas que quieren aumentar el volumen de los glúteos.

Esta cirugía plástica consiste en crear unos bolsillos o cavidades debajo de los músculos glúteos e introducir los implantes a través de una sola incisión perfectamente oculta en el pliegue interglúteo.

Aumento de piernas

Aquellos pacientes a los que les molesta tener piernas demasiado delgadas solicitan aumento de pantorrillas y tobillos; pudiéndoles ofrecer la técnica de lipofeeling (autoinjerto de tejido adiposo) o prótesis de siliconas.

Lipoinjertos

Consiste en extraer tejido adiposo de los lugares donde puede estar indicada una liposucción, por ej. el abdomen, cintura, caderas, etc., para luego implantarlos en los lugares a rellenar o aumentar el volumen (pantorrillas, tobillos, etc.).

Prótesis

Se utilizan prótesis de siliconas de los modelos estandarizados o en su defecto, previo molde, se fabrican a medida.

Prevenir-la-mala-circulación-en-las-piernas
pectorales

Implante de pectorales

Mediante los implantes pectorales se aumenta el tamaño de los pectorales masculinos en aquellos hombres que no están satisfechos con su tamaño original.

La musculatura bien proporcionada es signo de masculinidad. Ancho del torax, proyección y forma muscular proporcionan una apariencia varonil. En algunos hombres se presenta un desarrollo muscular deficiente por lo que no crece de forma adecuada.

También este procedimiento es indicado para hombres que se ejercitan para desarrollar su musculatura y pese a los entrenamientos y rutinas con pesas los músculos pectorales no se desarrollan como se desea.

Seguir leyendo

Procedimiento quirúrgico de los Implantes

- Para la colocación de los implantes se realiza una incisión axilar de aproximadamente 4 cm por donde se introduce el implante que es alojado en un bolsillo detrás del músculo pectoral.

- La cicatriz queda oculta debajo de la zona axilar

- Los implantes pectarolas son fabricados con silicón y a diferencia de las prótesis mamaria para las mujeres, estos son de silicón sólido y no contienen Gel. Aunque su consistencia es suave, brindan la firmeza de un músculo bien desarrollado.

- La intervención puede durar entre una hora y hora y media

- Es un procedimiento de tipo ambulatorio

- Generalmente se usa anestesia general o local con sedación complementaria.

Pasos y cuidados preoperatorios de el implante de Pectorales

-  En las consultas iniciales se realiza una valoración física donde se toman las medidas del tórax, para así elegir el volumen del implante apropiado.

- El volumen apropiado también se elegirá de acuerdo a las características anatómicas, estatura y peso.

- Desiciones: Antes de realizar la intervención, debes ponerte de acuerdo con el cirujano en el tipo de implante que va a usar.

- Medicamentos: El paciente debe informar al cirujano sobre todos los medicamentos que está tomando y discutir el impacto que podría tener en el procedimiento. Evite tomar aspirina, medicamentos anti-imflamatorios o suplementos vitamínicos que puedan aumentar el sangrado.

- Alimentos Recomendados: Antes de operarte debes disminuir el consumo de grasas y harinas y comer más vegetales y proteínas. Los alimentos con Vitamina C pueden ayudar en tu cicatrización

- Deje de fumar: Se recomienda dejar de fumar mucho antes del procedimiento. Consulte con su cirujano plástico sobre cuándo debe hacerse.

- Ubicación del procedimiento y la anestesia: Su cirujano plástico debe discutIr dónde se llevará a cabo el procedimiento y qué tipo de anestesia se utilizará.

- Post Operatorio: El paciente debe recibir instrucciones de cuidado post-operatorio e información sobre las posibles complicaciones antes del procedimiento.

 

Cuidados post operatorios  de el Implante de pectorales

-  Durante la recuperación el paciente deberá usar un chaleco compresivo que impide el desplazamiento de los implantes. Este vendaje debe usarse durante 2 semanas.

- Es normal sentir cierta presión sobre el pecho. Estas molestias se controlan con el uso de analgésicos y antiflamatorios.

- Debe mantener reposo absoluto durante las 48 horas posteriores a la operación.

- Se recomienda permanecer  acostado en posición semi inclinada

- No ingerir aspirina, ácido acetilsalicílico, ni ningacetilsalicílicoún y otros medicamentos que pueda producir efectos anticoagulantes.

-  la aparición de moretones es considerado como algo normal. Estos disminuyen gradualmente durante los días después de la cirugía.

-Limitar las actividades físicas hasta dos semanas después de la cirugía

- No levante los brazos, no conduzca

- No mojar el área operada hasta después de retirar los vendajes

- Dormir boca arriba durante el tiempo que disponga el médico

- No tomar el sol directamente durante los dos meses siguientes

- Durante los tres meses siguientes no hacer deportes

- Avise inmediatamente al médico si el vendaje se torna muy manchado, si presenta fiebre y/o enrojecimiento.    

   

Ginecomastia

Ginecomastia es un termino medico que viene de la palabra griega usada para definir "mamas similares a las de la mujer". Aunque nos es frecuente oír hablar de este problema, actualmente es bastante común. Se estima que la ginecomastia afecta a un 40-60 % de los hombres.

Y puede afectar a una sola mama o a las dos. Aunque ciertas drogas o medicamentos y algunos problemas médicos pueden estar unidos al sobredesarrollo de la mama masculina, en la gran mayoría de los casos no hay causa conocida. Para hombres preocupados por su apariencia, la reducción de la mama puede ser de utilidad. El procedimiento quita grasa y tejido glandular de las mamas, y en casos extremos también extirpa piel sobrante, dando lugar a un tórax plano, firme, y bien contorneado.

Seguir leyendo

El mejor candidato para la corrección de la ginecomastia

La cirugía para la corrección de la ginecomastia puede realizarse en hombres sanos, emocionalmente estables, de cualquier edad. El mejor resultado se obtiene cuando la piel es elástica y firme y se adapta al nuevo contorno corporal.

Puede desaconsejarse la cirugía en hombres obesos o con sobrepeso que no hayan intentado primero corregir el problema con ejercicio o pérdida de peso. Tampoco son considerados buenos candidatos, individuos que tomen alcohol en exceso o fumen derivados del hachís. Estas drogas junto con los esteroides anabolizantes pueden causar ginecomastia. Por lo tanto, estos pacientes deben cambiar de hábitos previamente para ver si la plenitud de su mama disminuye, antes de considerar la cirugía.

Cuando se realiza la cirugía de reducción mamaria por un cirujano plástico cualificado, las complicaciones son infrecuentes y generalmente menores. De cualquier manera como en cualquier cirugía, siempre hay ciertos riesgos. Estos incluyen infección, lesiones cutáneas, sangrado excesivo, y aparición de seromas. El procedimiento puede provocar cicatrices visibles, cambios de pigmento en el área de la mama, o mamas y pezones ligeramente asimétricos. Si la asimetría es evidente, puede ser necesario un segundo tiempo para retirar tejido adicional.

Los efectos secundarios temporales de la reducción mamaria incluyen disminución de la sensibilidad cutánea en la mama, que puede tardar hasta un año en recuperarse.

 Planificación de la cirugía

La primera consulta es muy importante. Le haremos una historia medica completa, examinando sus mamas y buscando las posibles causas de ginecomastia, tales como función hepática alterada, uso de medicación que contenga estrógenos, o uso de esteroides anabolizantes. Si se sospecha un problema medico como causa, le referiremos al especialista apropiado.

En casos extremos podemos recomendarle una mamografía. Esta no solo descartara la pequeña posibilidad del cáncer de mama, sino que revelara la composición de la mama. Una vez que conozcamos cuanta grasa y cuanto tejido glandular contiene la mama, podremos elegir la técnica quirúrgica adecuada.

Preparándose para la cirugía

Los fumadores deben dejar de fumar durante un mínimo de una o dos semanas previas a la cirugía y durante la recuperación. Fumar disminuye la circulación e interfiere con la cicatrización. Para el éxito del tratamiento es esencial seguir nuestras instrucciones.

Donde se realiza la cirugía

La cirugía para la ginecomastia se realiza generalmente como paciente ambulatorio, pero en casos extremos, o en aquellos con condicionantes médicos o sociales especiales, con una estancia de un día en el hospital. La cirugía suele durar sobre una hora y media. Sin embargo en casos especiales puede durar más.

Tipo de anestesia

la corrección de las mamas aumentadas en hombres puede realizarse bajo anestesia general, o en algunos casos bajo anestesia local y sedación. Estará despierto, relajado y sin sentir dolor. Las correcciones mas extensas pueden requerir anestesia general, lo que permite al paciente dormir durante toda la operación.

La cirugía

Si el exceso glandular es la causa primaria del aumento mamario, este debe ser retirado con bisturí. Este procedimiento puede ser realizado solo o con liposucción. En un tratamiento normal, la incisión se hace en una zona poco visible - en el reborde de la areola -. Trabajando a través de esta incisión se quita el exceso de tejido glandular, la grasa y la piel sobrante. En casos más severos la remoción del exceso de tejido puede conllevar incisiones y cicatrices más amplias, pero no es corriente. Si se usa la liposucción para retirar el exceso de grasa, la cánula habitualmente se inserta a través de las incisiones existentes.

Si la ginecomastia consiste fundamentalmente en un exceso de tejido graso, utilizamos la liposucción para retirarlo. Se hace una pequeña incisión - de menos de 1 cm.-- en áreas no visibles, y con la ayuda de una cánula hueca unida a una bomba de vacío, se rompe la grasa y se aspira. Puede sentir una vibración o fricción durante el procedimiento, pero no dolor.

En casos extremos, cuando se quitan grandes cantidades de grasa, la piel puede no ajustar bien con el nuevo contorno corporal. En estos casos, el exceso de piel puede tener que ser extirpado para permitir a la piel restante reajustarse correctamente al nuevo contorno mamario.

Algunas veces se deja un pequeño tubo de drenaje para eliminar el exceso de secreción de la herida. Posteriormente se venda el tórax para que la piel se adapte correctamente.

Después de la cirugía

Tanto si la escisión ha sido con bisturí o con liposucción, sentirá algunas molestias unos días tras la cirugía. Sin embargo las molestias pueden ser controladas con medicación.

Estará hinchado algún tiempo - de hecho, puede preguntarse al principio si el tratamiento ha sido efectivo -. Para ayudar a reducir la inflamación llevara una prenda elástica durante algún tiempo. Aunque la mayor parte de la inflamación desaparecerá en unas pocas semanas, puede tardar tres meses o más, hasta que el resultado final de la cirugía sea aparente.

Mientras tanto, es importante volver a la normalidad. Debe recuperarse progresivamente y volver a su actividad habitual cuando se sienta bien - que podría ser en uno a dos días tras la cirugía-. Si hay suturas, estas se retiran en una o dos semanas tras el procedimiento.

Le aconsejaremos que limite su actividad física al principio, evitando ejercicios pesados durante tres semanas. En general, estará aproximadamente un mes, antes de que pueda volver a su actividad física normal.

Debe evitar la exposición de la cicatrices al sol al menos durante seis meses. La luz del sol puede provocar cambios permanentes de pigmentación en la piel, provocando el oscurecimiento de las cicatrices. Si la exposición al sol es imperativa, use protectores solares.

Los resultados del procedimiento son significativos y permanentes.  

Prevenir-la-Ginecomastia-con-la-Cirugía