Labio leporino y paladar hendido

¿Qué son el labio leporino y el paladar hendido?

El labio leporino y el paladar hendido son deformaciones congénitas de la boca y del labio. Estas anomalías afectan aproximadamente a uno de cada 700 nacimientos y son más comunes entre los asiáticos y determinados grupos de indios americanos que entre los caucásicos. Ocurren con menos frecuencia entre los afro-americanos. El labio leporino y el paladar hendido se desarrollan en la etapa temprana del embarazo, cuando los laterales del labio y el paladar no se fusionan como deberían. Un niño puede tener un labio leporino, el paladar hendido o ambos. El labio leporino y el paladar hendido juntos son más comunes en los niños que en las niñas. Es también importante saber que la mayoría de los bebés que nacen con una hendidura son sanos y no tienen ninguna otra anomalía congénita.

Seguir leyendo

Paladar hendido: El paladar hendido se produce cuando el paladar no se cierra completamente, dejando una abertura que puede extenderse dentro de la cavidad nasal. La hendidura puede afectar a cualquier lado del paladar. Puede extenderse desde la parte frontal de la boca (paladar duro) hasta la garganta (paladar blando). A menudo la hendidura también incluye el labio. El paladar hendido no es tan perceptible como el labio leporino porque está dentro de la boca. Puede ser la única anomalía del niño, o puede estar asociado con el labio leporino u otros síndromes. En muchos casos, otros miembros de la familia han tenido también el paladar hendido al nacer.

Labio leporino: El labio leporino es una deformación en la que el labio no se forma completamente durante el desarrollo fetal. El grado del labio leporino puede variar enormemente, desde leve (corte del labio) hasta severo (gran abertura desde el labio hasta la nariz). Se le dan diferentes nombres al labio leporino según su ubicación y el grado de implicación del labio. Una hendidura en un lado del labio que no se extiende hasta la nariz se denomina unilateral incompleta. Una hendidura en un lado del labio que se extiende hasta la nariz se denomina unilateral completa. Una hendidura que afecta a ambos lados del labio y se extiende hasta y afecta a la nariz se denomina bilateral completa.

El problema inmediato más común asociado con estas anomalías es la alimentación del bebé.

¿Qué causa el labio leporino y el paladar hendido?

La causa exacta del labio leporino y del paladar hendido no se conoce completamente. El labio leporino o el paladar hendido, o ambos son causados por múltiples genes heredados de ambos padres, así como también factores ambientales que los científicos todavía no comprenden totalmente. Cuando una combinación de genes y factores ambientales causa una condición, la herencia se denomina "multifactorial" (muchos factores contribuyen a la causa).

¿Cuáles son los síntomas del labio leporino y del paladar hendido?


Los síntomas de estas anomalías son visibles durante el primer examen que realice el médico de su hijo. Aunque el grado de deformación puede variar, tras la inspección de la boca y los labios puede notarse la anomalía, ya que hay un cierre incompleto del labio, del paladar, o de ambos.
Más allá de la deformación estética, las posibles complicaciones que pueden estar asociadas con un labio leporino o un paladar hendido incluyen, pero no están limitadas a, las siguientes:

  • Dificultades de alimentación: Se presentan más dificultades para la alimentación con las anomalías del paladar hendido. El bebé puede ser incapaz de succionar adecuadamente porque el paladar no está formado completamente.
  • Infecciones del oído y pérdida auditiva: Las infecciones del oído se deben a menudo a una disfunción del tubo que conecta el oído medio y la garganta. Las infecciones recurrentes pueden llevar a una pérdida auditiva.
  • Retrasos del habla y del lenguaje: A causa de la abertura del paladar y del labio, la función muscular puede verse reducida, lo que conduce a un retraso en el habla o habla anormal. Consulte con el médico si su hijo necesita una remisión para visitar a un terapeuta del habla.
  • Problemas dentales: Como resultado de las anomalías, es posible que los dientes no puedan salir normalmente y por lo general se requiere tratamiento de ortodoncia.

La preocupación más inmediata para un bebé que tiene el paladar hendido es la buena nutrición. Para los niños que tienen el paladar hendido la succión es difícil a causa de la mala formación del paladar. Los niños que tienen sólo labio leporino (sin paladar hendido) normalmente no tienen dificultades de alimentación. A continuación le damos unas sugerencias para ayudar en la alimentación de su bebé:

  • Se permite amamantar al bebé. Tomará más tiempo y paciencia. Esté preparada para intentar métodos alternativos si éste no le está proporcionando una buena nutrición a su bebé. Usted puede utilizar un sacaleche y alimentar a su bebé con leche materna mediante otras técnicas.
  • Mantenga a su bebé en posición erguida para evitar que el alimento se le salga por la nariz.
  • Puede utilizar otros dispositivos para la alimentación.
  • Se recomiendan las tomas o comidas frecuentes y cortas. Este proceso puede ser lento y frustrante; sin embargo, su bebé recibirá más calorías, y por lo tanto aumentará de peso.
  • Hay muchos tipos de biberones y tetinas en el mercado que pueden ayudar en la alimentación de un bebé que tiene el paladar hendido.
  • Tratamiento del labio leporino y del paladar hendido

El tratamiento de estas anomalías incluye la cirugía y el criterio de un equipo completo para ayudar con las múltiples complicaciones que se pueden presentar. El tratamiento específico será determinado por el médico de su hijo basándose en lo siguiente:

  • La edad de su hijo, su estado general de salud y su historia médica.
  • Las cualidades específicas de la anomalía de su hijo.
  • La tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
  • La implicación de otras partes o sistemas del cuerpo.
  • Su opinión o preferencia.

Para la mayoría de los bebés que solamente tienen labio leporino, la anomalía puede repararse en los primeros meses de vida (normalmente cuando el bebé pesa de 10 a 12 libras). Algunas veces, es necesaria una segunda operación.

Las reparaciones del paladar hendido normalmente se hacen entre los 9 y los 18 meses de edad, pero antes de la edad de 2 años. Ésta es una cirugía más complicada y se hace cuando el niño es más grande y puede tolerar mejor la cirugía. El objetivo de esta cirugía es reparar el paladar de forma que su hijo pueda comer y aprender a hablar normalmente. Algunas veces, es necesaria una segunda operación.

Cirugía



Después de la cirugía del labio leporino

Los puntos de sutura se disolverán por sí solos o se quitarán en aproximadamente 5-7 días. Se le darán instrucciones específicas acerca de cómo alimentar a su hijo después de la cirugía. La cicatriz se irá borrando gradualmente, pero nunca desaparecerá completamente. Durante un día o dos, su hijo sentirá un ligero dolor, que puede aliviarse con medicamentos para el dolor que no contengan aspirina.  Es normal que tenga hinchazón, magulladuras y sangre alrededor de estos puntos de sutura.

El paladar fisurado es una malformación consistente en la falta de fusión de los dos lados del paladar. Para su reparación se realizan incisiones a cada lado del paladar.

Ambos extremos del paladar son aproximados para reconstruir el techo de la boca.

Después de la cirugía del paladar hendido

Esta cirugía es por lo general más complicada y puede producirle más molestias y dolor al niño que la cirugía del labio leporino. Como resultado del dolor y de la ubicación de la cirugía, su hijo no podrá comer ni beber normalmente. Se utilizará un catéter intravenoso (IV) para administrarle líquidos hasta que pueda beber apropiadamente.

  • Su hijo tendrá puntos de sutura en el paladar donde se reparó la hendidura. Los puntos de sutura se disolverán después de varios días y no tendrán que ser retirados por el médico. En algunos casos, se colocará una compresa quirúrgica en el paladar. No retire la compresa a menos que así se lo indique el médico de su hijo.
  • Puede que se presente drenaje de sangre por la nariz y la boca, que disminuirá durante el primer día.
  • Se producirá hinchazón en la zona de la cirugía, que disminuirá sustancialmente en una semana.
  • Durante dos o tres días, su hijo sentirá un ligero dolor, que puede aliviarse con medicamentos para el dolor que no contengan aspirina.
  • Muchos bebés muestran señales de congestión nasal después de la cirugía. Estas señales pueden incluir ronquidos nasales, respiración por la boca y disminución del apetito.
  • Su hijo será tratado con antibióticos para prevenir la infección mientras esté en el hospital.
  • Su hijo puede estar en el hospital de uno a tres días, dependiendo de la recomendación del médico de su hijo.
  • Se le ofrecerá una pequeña cantidad de agua después de cada biberón o comida para limpiar la incisión. Usted puede continuar limpiando esta zona suavemente con agua varias veces al día, si fuese necesario.

Dieta después de la cirugía

Su hijo debe tener una dieta blanda durante los primeros 7-10 días después de la cirugía. Para los bebés de más edad y los niños, los alimentos blandos apropiados para su edad pueden incluir alimentos infantiles pasados por el pasapuré, paletas o polos helados, yogurt, puré de papas y gelatina. Nota: su hijo no debe utilizar pajitas ni chupetes, ya que ambos pueden dañar la reparación quirúrgica.

Actividad después de la cirugía

Su hijo puede caminar o jugar tranquilamente después de la cirugía. No debe correr ni participar en juegos violentos (esto es, lucha libre, escalar) ni jugar con "juguetes para la boca" durante una o dos semanas después de la cirugía.

gen-labio-leporino
464x348_CPWSC_APRIL2012-Campagn_Clinical_NPUAP-Buttocks,-Stage-I

Ulceras por presión

El término de úlcera por presión es el que se utiliza para describir la pérdida tisular por isquemia, por lo general derivada de la presión ejercida sobre una prominencia ósea, “ulcera por presión” es el nombre más adecuado, ya que refleja el concepto actual sobre su etiología: excesiva presión sobre la piel que da por resultado necrosis tisular y ulceración.

El espectro de la presentación clínica es amplio y va desde pérdida superficial de la piel hasta la destrucción progresiva del tejido adiposo, músculo, hueso y articulaciones y si se le deja progresar da consecuencias fatales. A pesar de que se han implicado factores neuropáticos y fuerzas de deslizamiento, el factor singular más importante es la presión excesiva.

El principal factor etiológico es la presión no aliviada en periodos estimados diversamente entre 1 y 12 horas.

Mecanismo de úlceras por presión puede ser causado por efecto directo de:

Seguir leyendo

- factores primarios ó extrínsecos: fuerzas mecánicas que incluyen presión sobre el tejido blando y fricción. La presión local directa puede causar deformación en el tejido, daño mecánico y bloqueo de los vasos sanguíneos, estas fuerzas contribuyen a la lesión por compresión de los vasos perforantes musculares a la piel.

- factores intrínsecos o secundarios: isquemia local o fibrosis. Disminución del control autónomo. Infección. Edad del paciente. Incontinencia urinaria y fecal. Enfermedad de pequeños vasos.

- factores de riesgo: trastornos neurológicos, pacientes hospitalizados, pacientes de la tercera edad.

El tratamiento de las úlceras por presión puede dividirse en dos categorías principales: Sistémico o Local (conservador o quirúrgico).

- Sistémico: Medidas Nutricionales: Después del alivio de la presión y de la limpieza de la herida es de fundamental interés restaurar el estado nutricional del paciente. La administración de una dieta con alto contenido proteico, calórico y vitamínico es de gran importancia. El manejo de la anemia debe de ser igualmente tratado. Alivio de la presión: En la práctica un apósito compuesto por fibra de acrilán o Dacrón estéril con espesor de 5-7cm envuelto en gasa absorbente mantenido en su sitio produce un apósito liviano, aireado y elástico que difunde el calor, permite que circule el aire y no se tapa. Gel de Silicón en forma de cojín o almohadilla que ofrecen distribución del peso aceptablemente buena. El colchón de agua maneja presiones de 18 mmHg en los talones, 19 mmHg contra el sacro y 25 mmHg contra los trocánteres siendo estas presiones por debajo de las presiones capilares a nivel del corazón que van de 20-30 mmHg.

- Local: Tratamiento conservador: Esta destinado a asegurar una área cruenta limpia, generalmente con el uso de sustancias o medicamentos que realizan un desbridamiento enzimático, así como de algunos medicamentos que promueven la proliferación celular y la epitelización. Tratamiento quirúrgico: Debe de considerarse sólo cuando el estado general del paciente este estabilizado o en las mejores condiciones para la cirugía y que la úlcera este libre de tejido necrótico, que exista tejido de granulación sano y evidencia de avance del borde de la úlcera (tejido cicatrizal).

La elección del tipo de procedimiento para una cirugía plástica reconstructiva dependerá de la localización de la úlcera, del estado del paciente, su nivel de motivación y su educación.

Los tipos o las opciones de tratamiento aunque diversas dependerán directamente del tipo de úlcera así como de su localización y estas son:

1.- Cierre directo.

2.- Injertos cutáneos.

3.- Colgajos en cualquiera de sus variedades (cutáneos, fasciocutáneos, musculares, musculocutáneos, perforantes, libres).

4.- Expansión tisular.

Dentro de las complicaciones de este tipo de cirugías plásticas reconstructivas se encuentran: necrosis del colgajo, hematoma (más común), infección, dehiscencia de la herida o recurrencia.

Quemaduras

Las quemaduras pueden ser ocasionadas por el contacto o proyección de objetos, partículas o líquidos a temperaturas elevadas y ocurren al:

  • Situar objetos calientes (estufas eléctricas, lamparas, hornos, tostadores de pan, etc.), en lugares accesibles a los niños o no protegidos adecuadamente.
  •  Utilizar recipientes o cuerpos calientes desprovistos de asas o mangos aislantes.
  • Manejar objetos a alta temperatura sin protección en las manos.
  • Cocer o freír los alimentos que dan origen a salpicaduras sin usar tapaderas.
  • Manipular inadecuadamente pólvoras (cohetes, petardos y cartuchos).

Seguir leyendo

Formas de evitar las quemaduras

  • Colocar en lo posible protecciones alrededor de aquellos objetos que se encuentran calientes y que resultan accesibles necesariamente.
  • Seleccionar y utilizar objetos provistos de elementos de agarre aislantes (mangos, asas, etc.), en buen estado.
  • Utilizar guantes o manoplas aislantes para mover objetos calientes o manipular dentro de un horno encendido.
  • Evitar las salpicaduras, usando cubiertos o tapaderas mientras se cocinan los alimentos.
  • Los mangos de sartenes, cacerolas y pucheros no deben sobresalir del mueble de cocina.
  • Alejar a los niños de la cocina y zona de planchar.
  • Situar los objetos calientes o con llama viva fuera del alcance de los niños.
  • Impedir que los niños jueguen con cerillas y mecheros.
  • Manipule con cuidado cohetes, petardos y cartuchos y no lo deje al alcance de los niños.

Causas que producen los incendios y explosiones

Para que se inicie un incendio, solo hace falta que se unan tres elementos que están siempre en el hogar:

  • Aire
  • Combustible: gaseosos: butano, gas ciudad, sprays. Líquidos: Quitamanchas, pinturas, disolventes, aceites, lacas, etcétera. Sólidos: Tejidos, papel, cartón, plásticos, etcétera. Cuando el combustible es gas, que se ha acumulado por fuga o similar, puede generarse una explosión.
  • Focos de calor: Poco peligrosos como las chispas de cebadores del tubo fluorescente, motores de aparatos eléctricos, piezas eléctricas. Peligros como planchas eléctricas, radiadores de calefacción eléctrica, etcétera. Muy peligrosos como mecheros, cerillas, llamas de gas, colillas, etcétera.

Formas de evitar los incendios y explosiones

  • Cerillas, fumar: Apague perfectamente las cerillas y colillas de cigarrillos. Coloque ceniceros adecuados en los lugares oportunos. No fume en la cama. Procure que los niños no utilicen cerillas y mecheros.
  • Electricidad: No sobrecargue los enchufes con demasiados aparatos. Tenga cuidado especialmente con los de mucho consumo como: radiadores, lavavajillas, planchas y lavadoras. Empotre los hilos eléctricos y evite improvisar empalmes. Utilice solo fusibles adecuados a su instalación.
  • Líquidos inflamables y sprays: Tenga solo los líquidos inflamables que sean absolutamente necesarios y en la cantidad imprescindible. Almacénelos en recipientes irrompibles con indicación de su contenido. Utilice los líquidos inflamables y sprays solo en lugares ventilados sin focos de calor próximos.
  • Gas: haga revisar periódicamente su instalación por un inspector de la Compañía. Revise y cambie periódicamente el tubo flexible de conexión de sus aparatos.

Normas generales de prevención

  • No deje nada cocinando en el fuego ni aparatos eléctricos de gran consumo en marcha cuando abandone su domicilio.
  • Limpie periódicamente los filtros de la campana extractora de la cocina.
  • Evite las corrientes de aire en la cocina que pudieran apaga el gas especialmente si esta usted en otra habitación.
  • Evite almacenar combustibles innecesarios en su casa, como ropa vieja, periódicos, pinturas, etc.
  • Haga revisar periódicamente la chimenea y caldera de calefacción.
  • En caso de fuga de gas no encienda ni apague luces, ventile al máximo posible y avise a la Compañía.

Plan de emergencia

  • Si el edificio en que vive no tiene escalera de emergencia vea la posibilidad de facilitar el acceso a la azotea de alguna de las casas vecinas.
  • Si el edificio donde vive no tiene protección por extintores, compre uno de 6 o más kilos de polvo antibrasa y colóquelo cerca de la puerta de entrada de su casa.
  • Pegue una etiqueta cerca de su teléfono con el número de los bomberos de la localidad

Causas principales de la electrocución

En las viviendas existe un riesgo general de electrocución. Una persona puede electrocutarse ya que las tensiones que alimentan los aparatos electrodomésticos (220 o 125 voltios) son peligrosas. En caso de aplicarse por accidente a una persona puede producir desde el conocido "calambre" hasta la muerte por paro cardiaco. El peligro que entraña un contacto eléctrico e hace mucho mayor cuando la persona esta en ambiente mojado o descalza sobre el suelo. Este peligro se da en:

  • El cuarto de baño
  • El lavadero
  • La cocina
  • En cualquier lugar después de fregar el suelo o regar

El contacto accidental de una persona con un objeto que este en tensión se da de dos formas distintas:

  • Cuando se tocan directamente elementos eléctricos que estén en tensión
  • Por existir cables pelados
  • Por conectar aparatos con cables pelados (sin clavija)
  • Al cambiar fusibles o tratar de desmontar o repara un aparato sin haberlo desconectado
  • Al introducir los niños tijeras o alambre en los agujeros en los enchufes
  • Por manejar aparatos que carecen de tapas protectoras y, por consiguiente, tienen partes eléctricas accesibles
  • Cuando se toca la carcasa o parte exterior metálica de algún aparato electrodoméstico que se ha puesto en tensión como consecuencia de una deficiencia en los aislamientos interiores. No son peligrosos los aparatos electrodomésticos que lleven el símbolo de doble aislamiento en su chapa de características, a no ser que no se mojen.

Formas e evitar la electrocución

  • No conectar aparatos que se han mojado.
  • Procurar no usar ni tocar aparatos eléctricos estando descalzo, aun cuando el suelo este seco.
  • No terne estufas eléctricas, tomas de corriente ni otros aparatos eléctricos en el baño al alcance de las manos.
  • Usar enchufes giratorios o de enclavamiento profundo para proteger a los niños.
  • Ante cualquier reparación o manipulación de la instalación desconectar el cuadro general o interruptor y comprobar la ausencia de tensión. Advertir a los demás del riesgo para que no conecten mientras este trabajando o bien, guardarse los fusibles generales en el bolsillo.
  • El cuadro general deber disponer de un interruptor diferencial e 30 mA que corta la corriente de toda la casa y que salta en caso de defecto a tierra (cortocircuito). Se comprobara su funcionamiento de forma periódica (una vez a la semana) pulsando el botón de prueba que lleva incorporado.
  • Tanto las clavijas como los enchufes deben disponer de un conductor de puerto a tierra.
  • Comprobar que las tuberías de agua (caliente y fría), desagües de baño, fregadero, lavado, etc...

Estén conectados entre si y a tierra mediante un conductor.

quemadura
Reduccion-mamas-EsbelticModel

Reconstrucción mamaria post-mastectomia

La reconstrucción de la mama tras un cáncer es uno de los procedimientos quirúrgicos actuales dentro de la cirugía plástica más seguros y gratificantes para la paciente. E

l desarrollo de nuevas técnicas posibilita al cirujano plástico crear una mama muy similar en forma, textura y características a la no operada.

Además, en la mayoría de los casos es posible hacer la reconstrucción a la vez que se extirpa la mama, evitando a la paciente la experiencia de verse mastectomizada.

Seguir leyendo

La reconstrucción mamaria tiene como fin:

  • Recrear una mama de aspecto natural, incluyendo la areola y el pezón.
  • Eliminar la necesidad de llevar prótesis externas de relleno posibilitando llevar prendas de vestir que no serían posibles sin reconstrucción (bañadores, escotes, etc.).
  • Rellenar el hueco y la deformidad que puede quedar en el tórax.
  • Restaurar la imagen corporal y mejorar la calidad de vida de la paciente. Una reconstrucción mamaria es definitiva y te permitirá hacer una vida absolutamente normal.

Para la inmensa mayoría de las mujeres con cáncer de mama, la reconstrucción de la misma mejora la imagen, lo cual facilita una mayor estabilidad emocional, permite enfrentarse de una forma más positiva a la enfermedad y llevar una vida social y sexual más activa.

¿Quién y cuando puede reconstruirse la mama?


Casi todas las mujeres mastectomizadas pueden, desde el punto de vista médico, considerarse candidatas para reconstruirse la mama, la mayoría de ellas a la vez que se quita la mama. La candidata óptima es aquélla a la que se le puede eliminar completamente el tumor durante la mastectomía. Cuando la mama se reconstruye a la vez que se realiza la mastectomía (técnica denominada reconstrucción inmediata), la paciente se despierta de la intervención con un contorno mamario adecuado, evitando la experiencia de verse con la mama amputada; el beneficio psicológico de esta técnica es claro.

En algunos casos, sin embargo, la reconstrucción puede o debe posponerse (técnica denominada reconstrucción diferida). Algunas mujeres no se sienten cómodas hablando de la reconstrucción mientras intentan adaptarse al hecho de haber sido diagnosticadas de un cáncer de mama; otras mujeres simplemente no desean más intervenciones que las estrictamente necesarias para curar la enfermedad. Otras veces, el empleo de técnicas más complejas de reconstrucción hace aconsejable retrasar la reconstrucción para no extender excesivamente la intervención. Si existen problemas médicos asociados, como obesidad, hipertensión, también puede ser necesario retrasar la reconstrucción.

Riesgos de la reconstrucción mamaria

Prácticamente toda mujer que ha sido mastectomizada puede someterse a una reconstrucción mamaria. No obstante pueden existir ciertos riesgos que deben ser conocidos antes de someterse a esta intervención. Estos riesgos serían los propios de cualquier cirugía, como hematomas, cicatrices patológicas o problemas anestésicos que, aún siendo poco probables, siempre cabe una mínima posibilidad. Así mismo, las mujeres fumadoras deben saber, que el tabaco puede ocasionar problemas de cicatrización y tener un periodo de recuperación más prolongado.

Si en la reconstrucción se emplean implantes, existe una mínima posibilidad de que se infecte, normalmente en la primera o en la segunda semana tras la intervención. En algunos de estos casos, puede ser preciso retirar temporalmente el implante, pudiendo colocarse de nuevo más adelante. El problema más común relacionado con los implantes, es la contractura capsular, consistente en la formación por el organismo de una cápsula cicatricial interna alrededor del implante que puede hacer que la mama reconstruida tenga una consistencia más dura de lo normal; esto no es más que una respuesta fisiológica exagerada del organismo a un cuerpo que no reconoce como propio. Existen varios métodos para combatirla, desde los masajes sobre la mama a su eliminación mediante cirugía.

Debe quedar claro que la reconstrucción no tiene efecto en la recurrencia de la enfermedad de la mama, ni interfiere con el tratamiento de quimioterapia o radioterapia, aunque la enfermedad recidive. Tampoco interfiere con los estudios posteriores que puedan ser necesarios en las revisiones. Si su mama ha sido reconstruida mediante implantes y su cirujano le recomienda la realización de mamografías de control periódicas, deberá hacérselas en un centro radiológico con experiencia en el uso de técnicas radiológicas para prótesis.

¿Quién y dónde se realiza la reconstrucción mamaria?

Tan pronto como una mujer es diagnosticada de cáncer de mama, ésta debe informarse sobre las posibilidades de reconstrucción. El cirujano que realiza la mastectomía, el oncólogo y el cirujano plástico deben coordinarse para desarrollar una estrategia que confluya en el mejor resultado posible.

El cirujano plástico es el especialista, que por su formación (especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética) posee los recursos técnicos y estéticos adecuados para reconstruir una mama con un aspecto natural. Tras evaluar el estado general la paciente, éste le informará de las opciones más apropiadas para su edad, salud, características físicas y anatómicas y expectativas de futuro.

Técnicas de reconstrucción mamaria


Existen diversos tipos de operación para reconstruir la mama:

Técnicas de expansión cutánea: es la más empleada y consiste en expandir la piel y, posteriormente, colocar una prótesis. Después de la mastectomía, el cirujano plástico coloca un globo hinchable (expansor) debajo de la piel y músculo del pecho. A través de un mecanismo de válvula enterrado bajo la piel, se introduce una solución de suero salino una vez a la semana, durante varias semanas, hasta rellenar el expansor. Una vez que la piel de la región del pecho a dado de sí lo suficiente, se retira este expansor y se sustituye por una prótesis mamaria de silicona o de suero salino definitiva. Existen determinados expansores que están diseñados de tal manera que permiten ser mantenidos como implantes definitivos. Ambas intervenciones se realizan bajo anestesia general, con un estancia hospitalaria breve, entre 24 y 72 horas. Si la mama no mastectomizada es demasiado grande, demasiado pequeña o está muy caída, puede ser necesario reducirla, aumentarla o elevarla, a la vez que se reconstruye la otra, para conseguir un resultado simétrico. El pezón y la piel de alrededor (areola) se reconstruyen después, mediante anestesia local y de manera ambulante (sin necesidad de ingreso).

Las prótesis empleadas en este tipo de reconstrucción contienen silicona médica, al igual que muchos otros materiales empleados en otros campos de la cirugía (prótesis testiculares, implantes faciales, etc.). No se ha demostrado ninguna relación entre el cáncer de mama y el empleo de prótesis mamarias; tampoco se ha demostrado una relación clara con enfermedades autoinmunes y reumatológicas. Su utilización está aprobada en todos los países Europeos.


Técnicas que emplean tejidos propios: estas técnicas emplean tejidos propios para crear una mama natural y consisten en la movilización o el trasplante de tejidos de otras zonas del cuerpo como el abdomen, la espalda o las nalgas (técnicas denominadas autólogas o colgajos).

En algunos casos estos tejidos o colgajos siguen unidos a su sitio original, conservando su vascularización, y son trasladados hacia la mama mediante un túnel que corre por debajo de la piel. Según la técnica puede ser preciso o no emplear, además, un implante.

En otros casos los tejidos empleados para crear la mama son separados completamente de su sitio original, generalmente del abdomen, las nalgas o del muslo, y son trasplantados al pecho mediante la conexión a los vasos sanguíneos de esta zona. Este tipo de procedimiento debe ser realizado por un cirujano plástico con experiencia en microcirugía.

Independientemente de si el tejido se pasa por un túnel bajo la piel o si se transplanta, estas técnicas son más complejas que las que emplean expansión cutánea, dejan más cicatriz y el periodo de recuperación es mayor que para los implantes. Sin embargo, el resultado estético es muy superior, sólo suele precisarse una intervención y no existen los problemas relacionados con el uso de implantes (formación de cápsula, infección del implante,...). En algunos casos, cuando se moviliza tejido del abdomen, existe el beneficio añadido de la mejoría del contorno abdominal. Esta técnica se realiza también bajo anestesia general, con una estancia hospitalaria entre 4 y 7 días.


Resultados

El resultado obtenido tras una reconstrucción mamaria es definitivo y permite hacer una vida absolutamente normal. En algunos casos la mama reconstruida puede tener una aspecto más firme y parecer más redonda que la otra mama. Puede que el contorno no sea exactamente igual que antes de la mastectomía, y pueden existir algunas diferencias de simetría con la mama no intervenida. Sin embargo, estas diferencias sólo suelen ser aparentes para la propia mujer, no siendo percibidas por los demás.

Para la inmensa mayoría de las pacientes mastectomizadas, la reconstrucción de la mama supone una mejoría de imagen absoluta, proporcionando además un equilibrio psicológico que en muchas ocasiones se había perdido, volviendo a verse un cuerpo completo. Esto le conducirá, en breve, a llevar una vida tanto social como sexual completa y olvidar la enfermedad que le condujo a la reconstrucción.